Gaia vida sana:

remedios y prácticas para una vida sana, próspera y saludable

Aceite sacha inchi: el oro líquido de los Incas 

                                          

 

 

 

Mientras en el viejo Continente sigue siendo un gran desconocido por los principales distribuidores de productos de herboristería, el sacha inchi ha sido utilizado por los nativos de la Amazonía desde hace miles de años. Se encuentran evidencias en huacos pre-incas Chimús y Mohicas que representan su fruto y explican el uso y las propiedades medicinales que le atribuían. Actualmente se estudia la presencia de esta planta en la milenaria cultura Caral, al norte de Lima con más de 3.000 años de antigüedad.

 

¿Qué es el sacha inchi?

 

El sacha inchi es una planta oriunda de la Amazonía Peruana descrita por primera vez, como especie, en el año 1753 por el naturalista Linneo; de ahí su nombre científico: Plukenetia volúbilis linneo.

 

En el Perú se la conoce desde siglos atr´as bajo diferentes nombres:

          - sacha inchic, que en quechua significa Maní del monte o Maní silvestre

          - amui, utilizado por las tribus aborígenes de la Amazonía

          - sacha inchi

          - maní del monte

          - maní del inca

          - maní jíbaro

          - inca peanut

 

En nuestros días se cultiva en varios departamentos de la selva alta y baja del Perú y en los países vecinos de Colombia y Ecuador.

Es una planta hermafrodita oleaginosa silvestre que pertenece a la familia Euforbiacea, una planta voluble, trepadora y semi leñosa. Crece principalmente en la ceja de selva. Su fruto es una semilla oleaginosa de cuatro puntas que se puede comer, como cualquier otro fruto seco, tostado o bien prensarlo para obtener aceite.

 

 

 

Los frutos del  sacha inchi son unas cápsulas de 3 a 5 cm de diámetro con varias puntas o lóbulos, entre 4 y 7, de color verde y marrón negruzco al madurar. Dentro se encuentran unas semillas ovales de color marrón oscuro de 1,5 a 2cm de diámetro y de 45 a 100 gr. de peso. 

 

Al abrirlas están los cotiledones a manera de almendras y cubiertos de una película blanquecina. La cosecha se inicia a los 8 meses después de la siembra. La producción es continua, realizándose la cosecha cada 15 días.

 

 

Por su naturaleza, por la tecnología aplicada para los cultivos ecológicos, su proceso industrial de extracción y su elaboración por prensado en frío a partir de cultivos ecológicos, el aceite Sacha Inchi es un aceite de altísima calidad para la alimentación y la salud. Está considerado uno de los mejores aceites del mundo para consumo humano, así como para cosmética, usos medicinales e industriales. Supera en gran manera a la calidad del aceite de oliva, de girasol, de soja, de maíz, de palma, de cacahuete o maní por lo que debería utilizarse con mayor frecuencia en la dieta habitual, sobre todo en madres gestantes y en niños pequeños pues este tipo de ácidos grasos esenciales son importantes en la formación, crecimiento y desarrollo del cerebro en el feto y niños pequeños e intervienen en la formación de la retina.

 

Solo se empiza a prestar atención al sacha inchi en 1980 tras unos estudios  universitarios, acerca de su contenido graso y proteico, realizados por la Universidad Cornell en USA, donde se demostró que las semillas son altamente proteicas (un 33%) y ricas en aceite (un 49%). Los estudios científicos actuales señalan el Sacha Inchi como la mejor oleaginosa por su composición y alta calidad nutricional:

 

          . de todas las fuentes naturales concidas, el aceite sacha inchi tiene el mayor contenido de ácidos grasos omega 3 (48%), omega 6 (36%) y omega 9 (8%)

           . alto contenido en proteínas (33%)

            . su digestabilidad es muy alta (mas de 96%)

            . contiene antioxidantes, vitamina A y alfa-tocoferol vitamina E

        . más del 60% de la almendra desgrasada es prote´ina completa de alta calidad (99% digestible)

       . muy rica en aminoácidos esenciales y no esenciales, en cantidades suficientes para la salud

              . contiene alto índice en yodo

 

 

Propiedades:

 

además de su uso en la industria alimentaria para enriquecer con Omega 3 los alimentos producidos industrialmente el sacha inchi presenta otras múltiples propiedades:

 

. es un excelente aceite de cocina y de mesa

 

. es antioxidante natural

 

. refuerza el sistema inmunológico

 

. contribuye a regular la presión arterial

 

. tonifica el corazón

 

. tomando una cucharada en ayunas ayuda a reducir los niveles de colesterol

 

. ayuda en la recuperación de la libido

 

. puede retardar la llegada de glucosa a la sangre cuando se consume con fuentes de carbohidratos

 

. puede tener efectos protectores frente al desarrollo de algunos tipos de cáncer

 

. es un aceite de gran valor cosmético por lo que se utiliza en la producción de cremas de belleza

 

. se utiliza en nutracéuticos y en medicina

 

. es ideal para mejorar la dieta alimenticia de niños, jóvenes y adultos y, en especial la de la tercera edad

 

. es de gran ayuda en la recuperación de enfermos

 

. es esencial en la formación de la estructura de las membranas celulares

 

. transporta nutrientes en el torrente sanguíneo

 

. contribuye a mantener el equilibrio del metabolismo

 

. favorece el mejor funcionamiento del sistema digestivo

 

. fortifica los huesos y el sistema óseo en general

 

. revitaliza e hidrata la piel

 

 

No en vano el aceite sacha inchi ya ganó, en el 2004, la medalla de oro en la categoría “aceites de granos” en el Salón de Comida Etnica Mundial, celebrado en París el 16 de junio. Un jurado de expertos presidido por el responsable de la Asociación francesa interprofesional de la Oliva, AFIDOL afirmó “la sorpresa vino de la Amazonía Peruana. Las apreciaciones del jurado fueron: “por su fino sabor, por el bouquet de su aroma sutil, por la delicadeza de su textura al degustarlo, por la sensación de frescura y ligereza vegetal.

Aceites y esencias sagradas

                                          

 

En la Sabiduría Ancestral Indígena

 cada planta tiene una energía particular y un potencial sanador

que aporta grandes beneficios para la salud.

 

Las plantas, por ser seres vivos, poseen una esencia vital, un espíritu o elemental poderoso y, en toda la historia de la humanidad, han sido utilizadas por diversas culturas para poder vibrar en otras frecuencias o para aprovechar su potencial sanador y todos los beneficios que pueden aportar para la salud y el bienestar físico y emocional.

Tanto las plantas como los extractos aromáticos ya fueron muy apreciados por las grandes civilizaciones antiguas que se extendían desde Babilonia y Persia hasta India y China. Los textos médicos más antiguos de estos países, que se remontan al menos unos 3.000 años, enumeran muchas plantas atomáticas y sus usos.

 

También los egipcios reconocían el origen divino y las propiedades transcendentales de las fragancias. Creían que los olores provenían de los dioses y eran emanaciones de los ojos o de los huesos, en particular del ojo del dios sol Ra y utilizaban plantas fragantes en todos los aspectos de la vida, desde la perfumería y la cosmética hasta la medicina y en los rituales para embalsamar a los muertos. Pero los olores siempre han tenido relación con la divinidad, y se utilizaron en las grandes ceremonias. Sin ir más lejos los tres Reyes Magos le ofrendaron al niño Jesús además de oro, incienso y mirra. El incienso calma el estrés físico y despierta la conciencia del alma; mientras que el aroma de la mirra calma los miedos y resuelve la ansiedad sobre el futuro.

Igualmente, las culturas originarias de Abya Yala, lo que hoy llamamos América, nos han dejado un gran legado de sabiduría ancestral indígena y un testimonio de vida de absoluto respeto a la tierra pues no se consideran sus dueños. Siempre han vivido entre la naturaleza como grandes compañeros de vida, donde cada uno cuida y aprovecha lo mejor del otro. Los recursos naturales, bajo ninguna circunstancia, son para explotarlos sino para aprovecharlos. La tierra no es de nadie, ni siquiera del que la trabaja. Del que la trabaja son los frutos de ese trabajo, pero la tierra es de todos. Estas culturas ancestrales realizan sus prácticas, actividades y ceremonias desde el respeto a la tierra, el aire, el agua y el fuego, elementos principales que nos dan alimento y vida todos los días. 

Tanto es así que, cuando han de recolectar alimentos, flores o plantas para aprovechar sus beneficios energéticos, lo primero que hacen es pedirles permiso a las plantas, animales y a los guardianes de ese lugar, conectando directamente con el elemental de esas plantas como seres vivos que son.

 

¿Qué son y para qué sirven los aceites esenciales?

 

Aunque hoy en día la palabra aromaterapia se ha popularizado, Gaia nostra cree conveniente explicar qué son los aceites esenciales y por qué son sagrados para no confundirlos con otro tipo de aceites de masaje o productos como las flores de Bach que podemos encontrar fácilmente en cualquier tienda especializada porque, si queremos obtener todos los beneficios terapéuticos que tienen estos aceites y que están demostrados científicamente, debemos estar seguros de la calidad de los mismos. De lo contrario, su uso no dejará de ser solo una experiencia agradable sin más beneficios para nuestra salud.

Los aceites senciales son sustancias de olor aromático intenso, son extractos concentrados de plantas aromáticas que  tienen unas propiedades medicinales y energéticas que  hoy podemos conocer gracias a la sabiduría ancestral indígena y  que, utilizándolas adecuadamente, nos pueden transmitir sus fluidos energéticos, necesarios para una vida mejor.

Las plantas aromáticas contienen en sus flores, hojas, cortezas o raíces, moléculas volátiles del tipo terpeno en cantidades que van entre 50 y al menos 500 moléculas. Estas partículas se pueden arrastrar mediante vapor de agua, siendo la destilación el método más común para la obtención de este tipo de extracto.

 

A través de un proceso de alquimia, se extrae el aceite esencial de la planta utilizando un aceite base portador que captura la molécula aromática del aceite para evitar la evaporación de este, ya que los aceites esenciales se caracterizan por su volatilidad inmediata. De esta manera, los ingredientes de todos los perfumes o aceites perfumados, elaborados a la antigua usanza, no contienen ningún ingrediente elaborado o reconstituído químicamente y podemos asegurar que son aceites perfumados con energía vital. Por tanto son esencias sagradas pues poseen el principio de toda vida. Con los aceites y esencias no solo trabaja el sentido del olfato sino que, por se sustancias volátiles, muchas de ellas circulan por las vías respiratorias hasta los alveolos pulmonares.

 

A la hora de adquirir un aceite esencial debemos tener plenas garantías de que se trata de un aceite esencial puro, obtenido mediante un proceso riguroso, sin ningún tipo de añadidos una vez extraído, pues de su calidad depende que obtengamos múltiples beneficios para nuestra salud que van desde mejorar el sueño y el sistema inmune a combatir infecciones y calmar la ansiedad. 

 Algunas de sus aplicaciones:

 

  • Se utilizan para tratamientos de la piel porque son antisépticos, antiinflamatorios, fungicidas, cicatrizantes, desodorantes, repelente de insectos y antiparásitos.

 

  • Se utilizan para afecciones del aparato respiratorio, tales como infecciones de garganta, nariz y pulmón, mediante inhalación ya que por inhalación llegan al torrente sanguíneo antes que por vía oral

 

  • Se utilizan para la circulación, musculatura y articulaciones porque algunos aceites son hipertensores, hipotensores, rubefacientes, estimulantes linfáticos, tónicos circulatorios y astringentes, depurativos y antitóxicos.

 

Los aceites esenciales son absorbidos fácilmente por el torrente sanguíneo a través de la piel y las mucosas, influyendo en la circulación. Los aceites con efecto rubefaciente o activador no solo mejoran la circulación, sino también los órganos internos. Proporcionan calor y una sensación de bienestar a la epidermis y disminuyen el dolor considerablemente gracias a su efecto analgésico y tumefaciente. Estos aceites alivian la inflamación local liberando mediadores libres que dilatan los vasos sanguíneos, para que la sangre circule mejor, reduciendo la inflamación.

La composición de una esencia natural es mucho más compleja que la suma de sus constituyentes. Los experimentos clínicos han demostrado que las esencias sintéticas no tienen en absoluto la misma eficacia y actividad que las naturales. La reproducción en un laboratorio de una esencia de la que se conoce su composición genera un compuesto que solo es aparentemente igual al original.

 

Los aceites esenciales suelen presentarse en envases pequeños pero son suficientes solo unas gotas para disfrutar de todos los beneficios del aceite y, en ocasiones no se aplican directamente sobre la piel sino diluidos con otros aceites vegetales. Estos aceites son olorosos y muy volátiles. Son solubles en los aceites, y en el alcohol e insolubles en agua. Los aceites esenciales constituyen la base de la aromaterapia.

Numerosas culturas y sociedades como Mesopotamia, Egipto, Siria y Persia han utilizado esencias, aceites y, sobre todo, extractos de plantas para ungir y la tradición cristiana deja buena constancia de su uso y detalles de su elaboración.

 

    " Ungian con aceite a muchos enfermos y los sanaban"                                                                                                                         Marcos 6:13

 

 En la Biblia, la unción aparece con un doble significado: a nivel físico como masaje y con propiedades desinfectantes y terapéuticas, y a nivel energético y espiritual como como un proceso para “santificar” los objetos y las personas, expulsando demonios y entidades energéticas malignas e “impregnándolos de la Gracia de Dios”.

 

"Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales"

                                                                                                              Efesios 6:12

 

El sacramento de la unción tiene un valor que va mucho más allá de lo simbólico: los extractos vegetales y los aceites esenciales tienen poderosas propiedades sanadoras y aquellos aceites santos se preparaban con grandes cantidades de sustancias aromáticas; por tanto podemos imaginar el impacto sensorial, energético y emcional de una ceremonia tan impresionante.

Un ejemplo claro, casi inconsciente y popular de ungirse o ungir es cuando nos aplicamos un perfume.

 

La persona que esté trabajando con aceites y esencias sagradas debe tener el poder y la autoridad para hacerlo.

 

Gaia nostra suministra aceites esenciales sagrados debidamente cosechados, bajo el respeto absoluto, en total armonía con su elemental, su entorno y el ser humano, procesados con la autoridad y el poder que nos asiste. Los aceites son personalizados para según quién o qué patología, negándonos, por principios, a lucrarnos con los sagrados regalos que nos da la madre naturaleza.

El romero

El Romero ha estado ligado a la vida de los pueblos europeos, especialmente mediterráneos, desde hace varios milenios. Un mito dice que el manto de la Virgen María se enredó en un romero cuando huía precipitadamente a Egipto y este en gratitud inmediatamente floreció. Pero más allá del mito lo que sí es  verídico es la presencia del Romero, literalmente, en todos los campos mediterráneos de la antigüedad y, prácticamente, en todos los jardines medievales, por razones muy variopintas, que van desde el simple ornamento, el uso en la cocina, ahuyentar malos espíritus, fabricar diversas pócimas, usarlo en trabajos de alquimia y experimentar, más tarde, en la incipiente industria farmacéutica.

 

El Romero crece, en promedio, dos metros y medio, su tallo es erecto parcialmente ramificado, pertenece a la familia de las labiadas. Las flores son blanco azuladas pálidas bilabiadas y sus hojas verdes brillantes son las principales características morfológicas de esta planta perenne.

Los pueblos mediterráneos, gracias a las bondades de su ancestral mestizaje, lograron, mediante el intercambio de saberes y sentires entre pueblos, además del sincretismo religioso y la mezcla de culturas, hacer del Romero una planta fundamental en rituales de sanación o protección. Invocando con autoridad y poder su elemental, enfocaron, casi siempre, el poder para el bien común, hasta que la inquisición persiguió a quienes con él trabajaban acusándoles de brujería, siendo en la mayoría de los casos ejecutados por el mismo delito.

 

Además de ser un excelente condimento que resalta el sabor de las comidas y otorga apetitosos aromas a las mismas, el Romero tiene diversos usos mágicos y terapéuticos.

 

Alquimistas y sus pares, solos o en pareja, trabajaron, desde siglos, el elemental del Romero para rituales de limpieza, protección, fortaleza y magnetización positiva en espacios físicos no solo de trabajos iniciáticos sino también cotidianos o profanos.

 

El Romero Terapéuticamente es simplemente maravilloso:

 

Es estimulante en general: eleva levemente la presión sanguínea, lo que ayuda a pacientes hipotensos. Actúa como vigorizante, da energía y ganas de hacer cosas, por lo que se recomienda en casos de sentirse cansado, sin energía, en caso de depresión y para levantar el ánimo. Aumenta la libido sexual. Combinado y, ritualizado debidamente, puede llegar a ser muy útil en problemas de disfunción eréctil.

Es antioxidante: es un excelente refuerzo para la memoria y la concentración. El te echo con flores de romero (10 grs de flores para un litro de agua hirviendo) fortifica el cerebro y los nervios. Su alto contenido en antioxidantes permite aprovecharlo para regeneración celular, por lo que es aprovechado como complemento para elevar la calidad de vida de pacientes con Alzheimer, artrosis y cáncer. También es bueno contra la parálisis, temblores y la apoplejía del cerebro. Igualmente es de gran ayuda para la artrosis, el cáncer y las menstruaciones escasas.

Es digestivo y antiespasmódico: las infusiones de Romero optimizan la digestión y ayudan a sanar enfermedades del sistema respiratorio. Como carminativo elimina los flatos.

Es antiemético: tomado después de las comidas ayuda a combatir el vómito

Es calmante para la excitación del sistema nervioso, palpitaciones, mareos y vértigos. Además, usado en baños de inmersión, ayuda a calmar dolores artríticos y musculares por su efecto aromático miorrelajante.

Combate la anemia: el hierro que posee en abundancia es aprovechado para tratamientos de anemia.

Es bactericida natural: es bueno para complementar antibióticos dirigidos, especialmente, a eliminar diplococos Gram negativos.

En dermatología se aprovecha para controlar pieles grasas y optimizar la microcirculación del cuero cabelludo permitiendo así tratamientos puntales contra la alopecia. 

Si deseas usar el romero aprovechando sus propiedades mágicas, está especialmente recomendado para:

 

Limpiar a una persona o una habitación: de malas energías: cuando quemamos romero se emiten poderosas ondas con un fuerte poder limpiador. Las vibraciones resultantes son purificadoras, de ahí que sea muy eficaz para limpiar las fuerzas negativas.

Exorcismos

Protegerse o ampliar los poderes mentales: También el romero se usa en clave de clarividencia. Muchos mediums han usado esta planta para liberar su mente y tener una visión más clara. Así pues, sobre brasas de carbón, al inhalar el humo, se pueden provocar experiencias extrasensoriales que nos llevan a situaciones de convertirnos casi en oráculos.

Gaia nostra, suministra aceites esenciales sagrados debidamente cosechados y procesados con la autoridad y poder que nos asiste, bajo el respeto absoluto en comunión con el elemental de los mismos. Los aceites son personalizados para según quién o qué patología, negándonos, por principios, a lucrarnos con los sagrados regalos que nos da la madre naturaleza.

Remedio contra dolores reumáticos                                                     

El dolor es la percepción o sensación molesta que se produce y sentimos tras una lesión determinada en alguna zona específica del cuerpo y que normalmente es una campanada de alerta que nos dice que algo va mal. Afortunadamente tenemos ese mecanismo de aviso, ese piloto que se enciende avisando de que algo no funciona bien.

 

Los dolores, independientemente de otro tipo de clasificaciones como la intensidad o la ubicación del dolor, se clasifican en

 

  • dolor agudo: el que se produce súbitamente, casi siempre en un espacio finito de tiempo y que no hay que confundirlo con el dolor punzante. Por ejemplo un dolor de muelas o un martillazo

 

  • dolor crónico: el que permanecerá siempre en el paciente 

Mezcla de hierbas para tratar reumas, artritis y más dolores fuertes

 

Los dolores en la espalda, piernas y brazos en algunos casos, como cuando se padece artritis o fibromialgia pueden ser demasiado fuertes. Después de cierto tiempo de consumir fármacos para aliviar el malestar, estos dejan de surtir efecto debido a que el cuerpo se acostumbra a la medicina, es decir, se hace inmune. Por tanto, nunca está demás emplear remedios naturales para calmar las dolencias tanto de los huesos como de los músculos, y si se trata de mezclas con hierbas no lo dudes, emplea el remedio porque los efectos serán totalmente beneficiosos.

 

En el caso de ingerirlas, muchas plantas tienen propiedades naturales que ayudan en demasía a nuestro sistema inmunológico. Cuando se trata de hacer cremas o líquidos para rociar en el cuerpo, causan un estado refrescante tan alto, que son capaces de eliminar los dolores que padezcas, ya sean leves o muy fuertes. Las recetas suelen cambiar conforme al malestar, así que toma nota sobre este remedio erradicador de dolores en los huesos y empléalo cuanto antes.

 

Ingredientes para el remedio contra reumas

 

1 litro de alcohol puro

1 pedazo pequeño de jengibre

1 rama de romero

1 rama de ruda

2 ramas de menta

1 rama de canela

3 pastillas de alcanfor

1 rama de hierbabuena

1 rama de salvia

1 rama de tomillo

1 rama de enebro

1 rama de ortiga

 

Estas hierbas son fáciles de encontrar y su costo es muy bajo, así que podrás preparar este medicamento natural sin problema alguno. El alcanfor, jengibre y alcohol, al igual que las ramas, los podrás encontrar en cualquier supermercado o botiquería.

 

Modo de preparación y empleo

 

En el recipiente donde tengas el alcohol, iras agregando cada rama, los cuadritos de alcanfor y el jengibre, tapa el bote y bate un poco la mezcla.

 

Coloca el recipiente  en un lugar donde no tenga ningún tipo de luz durante una semana para que cada ingrediente fermente y sea más efectivo su uso. Una vez transcurrido el tiempo de fermentación, puedes empezar a colocarlo en las zonas doloridas con ayuda de una compresa  de algodón o en su defecto, con un atomizador.

 

No es necesario que te apliques demasiado de esta mezcla, pues con la ayuda del alcohol y el alcanfor las propiedades de las hierbas salen con más facilidad provocando que sea mucho más potente.

 

Puedes utilizar el remedio 2 veces al día, en la mañana y en la noche. Los dolores irán disminuyendo a medida que emplees el remedio natural y sentirás frescura y alivio en las áreas doloridas. Ten en cuenta que esta medicina natural no puede usarse en niños menores de 10 años. Procura no aplicarlo en el rostro o cerca de los ojos y por ningún motivo lo inhales directamente, pues puede afectar tu respiración por largos minutos y provocar dolores de cabeza.

Gaia nostra respeta los elementales de las plantas aquí enunciadas con base en el poder y la autoridad que nos asiste por lo que, bajo ninguna circunstancia explotaremos ni nos lucraremos con estas maravillas de la madre naturaleza nos ha regalado. Por el contrario, los aprovechamos creando sinergias con estos elementales.

Gaia nostra está en condiciones de suministrar esta preparación debidamente ritualizada y personalizada.

Baños de bosque

 

Baños de bosque

ePaper
Compartir:

La albahaca 

 

 

La albahaca es una de las plantas aromáticas más versátiles y conocidas en el mundo culinario. Se puede sembrar en casa y tiene una gran gama de utilidad empleándose en la cocina como aderezo de sopas, caldos, ensaladas, guisos y, sobre todo, para darle sabor a la rica salsa italiana.

 

Sin embargo no deja de ser una desconocida. Se cree que es originaria de la India pero no se sabe a ciencia cierta ya que también la hay en América. En la Costa Pacífica, desde Panamá hasta el Norte de Ecuador encontramos siete variedades diferentes de albahaca siendo las más conocidas la albahaca blanca y la morada.

Cuenta la historia que alrededor de la tumba de Cristo ya resucitado se hallaron cantidades de esta planta y es por ello, que hoy en día muchas iglesias ortodoxas griegas la utilizan para preparar el agua bendita, adornar sus altares y lugares de culto. En Irán y Malasia la albahaca es plantada en las tumbas de familiares o amigos muy queridos como muestra de amor por los difuntos.

También se cree que la utilizaban las civilizaciones indígenas como perfume ya que esta tiene propiedades aromatizantes; se colocaban una rama u hoja en diferentes partes del cuerpo como las muñecas o el cuello y de ese modo se presumía de su olor.

En Grecia la utilizaban como un símbolo de luto y en algunas culturas la albahaca se relaciona con la guerra.

 

La albahaca posee una diversidad de principios activos curativos que se encuentran en las hojas, tallos y semillas. Su elemental es muy poderoso y bien manejado sirve no solo para limpiar y como repelente sino que posee además una propiedad excelente para rituales de sexo tántrico y magia sexual, armonizando la sexualidad con la espiritualidad, generando un puente desde el chacra del sexo al chacra corona. Su poderosa esencia estabiliza y armoniza nuestros chacras y nuestras vibraciones igual que repele mosquitos, nos lleva a tener más paz, más armonía, más relajación.

La albahaca tiene otras  múltiples propiedades:

 

Es diurética: La infusión de albahaca contribuye a eliminar el exceso de líquido retenido en el cuerpo.

Es digestiva y depurativaalivia los efectos de la gastritis, el reflujo u otras afecciones del aparato digestivo a la vez que ayuda a eliminar los parásitos intestinales

Es antibacteriana: sus hojas contienen aceites esenciales, con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que ayudan, por ejemplo, a combatir el acné

Es cicatrizante: al aplicarla como comprensa las heridas cicatrizaran en menor tiempo.

Es galactogoga: estimula la producción de leche en mujeres en la lactancia. Así mismo, macerada en aceite de oliva, ayuda a combatir el dolor y a la cicatrización de las grietas producidas en los pezones durante la lactancia.

Es sedante: beneficia el estado mental del ser humano ayudando a aliviar el estrés, la fatiga, las presiones diarias y posibles estados de depresión. Tomada con leche antes de dormir combate el insomnio y facilita el sueño.

 

Infusión relajante de albahaca:

 

Hervir leche con hojas de albahaca fresca, tal como lo haríamos con el agua para cualquier otra infusión, dejarla reposar y añadir una pizca de canela, ya sea en polvo o en rama y endulzarla con jalea real. 

La persona que vaya a trabajar con la albahaca intentará conectar previamente con su elemental o se ayudará de alguien autorizado para hacerlo.

 

En Gaia nostra podemos ofrecerte auténtica esencia sagrada de albahaca debidamente personalizada y ritualizada, cultivada y cosechada en total armonía con su elemental, su entorno y el ser humano.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Gaia Nostra. Todos los contenidos de esta página están protegidos por copyright